¡Hola! ¡Bienvenidos a mi blog!


Quiero que conozcáis mi parte más creativa. En este espacio os muestro las cosas que me gustan: dibujos, muñecos, tarjetas, fotografías..., y toda clase de objetos que se me ocurren y puedo hacer con las manos.


Gracias por dedicarme parte de vuestro tiempo.




11 de agosto de 2014

¡Hasta pronto!


Después de algunas semanas dedicadas al trabajo y a la familia, quiero asomarme un momentín por aquí para deciros que me tomo un descansito.
Nos encontraremos otra vez en septiembre.

Hasta entonces... ¡disfrutad!

Besos. Besos. Besos.



21 de julio de 2014

Mei Ling.


¡La chinita más sonriente y feliz del mundo mundial!



¡Hola, Mei Ling!




Toda, todita, hecha de lana. 




Con dos bonitos botones cosidos a su vestido...




... y un verde cuello de ganchillo del que cuelgan dos diminutas cerezas.




A Mei Ling le encanta llevar dos largas trenzas y dos horquillas rosas.




Su pasatiempo favorito es tumbarse en la hierba.
Y reír, no parar de reír.
¿Conocéis a alguien más sonriente y feliz que Mei Ling?


8 de julio de 2014

Taller de bisutería Ilustrada.


¿Conocéis Manzana Mahou 330

Se encuentra en el Palacio de Santa Bárbara, en la calle Hortaleza, 87, de Madrid. 

En este espacio tendrán lugar, hasta el mes de octubre, exposiciones, talleres y eventos varios...

Uno de los talleres impartidos es el de Bisutería Ilustrada, organizado por Fábrica de Texturas, al que yo asistí el sábado pasado.


La entrada, espectacular, como podéis ver...



La sala donde se realizó el taller, grande, luminosa... preciosa.






Y, sobre esta maravillosa y gigante mesa, Silvia Calles, de La Antigua, nos enseñó cómo trabajar un plástico mágico que encoge al calentarse y que es muy, muy divertido.



Este plástico tiene el grosor de una cartulina y una cara rugosa y otra brillante.
Dibujamos el motivo que hayamos elegido sobre la parte rugosa, habiéndola lijado previamente con una lija muy fina.
Tendremos en cuenta que, una vez calentado con una pistola de calor, reducirá siete veces su tamaño. También aumentará su grosor.


Insistí varias veces con dibujos parecidos, porque este plástico es un poco impredecible y, a veces, el resultado no es el deseado... Bueno, eso, y mi falta de experiencia con el material, claro.


Este koalita convertido en llavero fue la primera pieza que resultó medianamente decente.


Después dibujé unas nubes: una solitaria y la otra con tres agujeritos, para formar una composición con tres gotas de lluvia azules.






Y aquí veis mi producción del taller de Bisutería Ilustrada.
Todo es en tamaño mini. Algunas de mis compañeras se atrevieron con dibujos grandes, pero yo comprobé que el plástico, al calentar, es mucho más controlable si es de pequeño tamaño, así que no quise arriesgar.

Me encantan estas piezas de plástico a las que puedes dar miles de usos.
Me gustaría hacerme con el material necesario para hacer cientos de ellas... ¡es tan divertido!

30 de junio de 2014

Mi unicornio azul.




Mi unicornio azul vive en su mundo fantástico.
Os lo presento; se llama Tristán.



Tiene un gran cuerno con poderes mágicos en su frente.
Si lo tocas, notarás un cosquilleo al instante que te hará sonreir aunque no quieras.



Su crin siempre huele a fresa. 



Todos los días lava su cola con champú y suavizante, por eso es tan suave y sedosa...



En el fantástico mundo en que vive Tristán también hay corrientes de aire, por eso siempre lo veréis con su inseparable bufanda.



¡Menudos paseos que se da con sus patas floreadas!





Tristán me invitó ayer a su mundo fantástico de corazones y estrellas.
¡Qué maravilla!
Si alguna vez tenéis la suerte de que un unicornio os invite a dar una vuelta por su barrio, sabréis de qué os hablo.

(Para Raquel, que es súper fan de los unicornios)

25 de junio de 2014

Me gusta el color rosa.


Nunca fue mi color favorito; más bien era de los que menos me gustaban.

Pero, no sé por qué, últimamente me ha dado me ha dado por él, por el rosa.



Me gusta en tono pastel, como el cuenco que el otro día compré en Ikea.



Pero también en su versión más fosforitacomo la cremallera de la última bolsita que he cosido.






Este precioso botón/corazón que me regaló mi hermana también va cosido con un llamativo hilo rosa.



Y esta diminuta atada a la cremallera lleva alguna puntada con ese mismo hilo .

……………………………………………

Y es que me anima, relaja, alegra... y me gusta mirar el rosa.


9 de junio de 2014

Merceditas.

  Hoy traigo una muñeca de las que a mí me gustan. De las que hago porque sí, porque me apetece crear una criaturita nueva. Y es que me encanta ponerme a elegir el color de la lana para su pelo, la tela de su vestido, la forma de su naricilla, el modelo de sus zapatos...

Con todos vosotros... ¡Merceditas!




Yo quería hacer una muñeca alegre, colorida, presumida y sonriente.




Me gusta esta combinación de colores: blanco-rosa-turquesa-verde.
Y los dos botones, como siempre, que no falten.




¡Unas merceditas para Merceditas!




Una horquilla azul para su pelo rubio de ganchillo.




Merceditas nunca se aburre. 
Cualquier cosa llama su atención; una mosca con su zumbido o una mariposa de vivos colores.




Merceditas, Julieta, y Violeta, a punto de dormir la siesta dominical.
Después de toda la mañana jugando, saltando y brincando, es hora de descansar...




¡Qué tranquilidad!

2 de junio de 2014

Marina y Marta.



El sábado fue un día muy especial para Marina y Marta.



Marina cumplió trece años...



... y Marta tomó su primera comunión.


Para ese feliz día, su mamá me encargó un regalo para ellas: dos muñecas personalizadas que son la versión mini de estas dos hermanas tiernas, guapas y dulces.




Con blusitas azules de volante y botones en el cuello...



... bermudas vaqueras y bailarinas plateadas .



Están contentas, ya lo veis. Porque, a partir de ahora, tendrán dos nuevas amigas. Y entre las cuatro inventarán juegos e historias, y se contarán secretos que ni tú ni yo sabremos...


20 de mayo de 2014

Gardenia.


Estos ovillos de lana me pedían que hiciera algo con ellos desde hacía ya varios meses.
Pero no tuvieron que pedírmelo dos veces, porque la verdad es que lo estaba deseando.






¿No son bonitos?
Me encanta su forma, sus colores. Y lo mejor... ¡son de León!


Y, bueno, no tuve que pensar mucho porque hacía tiempo que por mi cabeza se paseaba...

¡¡Gardenia!!



¡Miradla! ¡Qué avispada y despierta es!



Con esos ojos grandes y redondos que todo lo miran y remiran.
Y esas pestañas extralaaaargas...



Gardenia es blandita y rellenita (de guata). 
Y alegre y colorida.



Ella misma ha cosido tres botones en su vestido; porque es presumida y le gustan los pequeños detalles.



¿Y qué me decís de sus botas? 
¡Galácticas a más no poder!



Apenas lleva un par de semanas en casa y ya se ha integrado totalmente con el resto de la panda.
Eso sí, si a alguien le apetece adoptarla, ella está dispuesta a irse inmediatamente con quien quiera darle mimos y cariño.