¡Hola! ¡Bienvenidos a mi blog!


Quiero que conozcáis mi parte más creativa. En este espacio os muestro las cosas que me gustan: dibujos, muñecos, tarjetas, fotografías..., y toda clase de objetos que se me ocurren y puedo hacer con las manos.


Gracias por dedicarme parte de vuestro tiempo.




25 de febrero de 2014

Una historia de amor agridulce.




Mr. Muelle está solo, triste y aburrido.




¡Ah! ¡Pues ahora no!
¿Qué mira?
¿Por qué sonríe?




¿Será porque se acerca Mandarina?




¡Bueno, bueno... ! La verdad es que hacen buena pareja...




¿No os lo decía? El flechazo ha sido instantáneo.




Y, para sellar su amor, nada mejor que un beso de esquimal, frotando las naricillas.




Se les ve felices juntos, pero Mr. Muelle sabe que su historia de amor es agridulce: Mandarina acabará en el frutero un día de estos...


8 comentarios:


  1. ¡Lo tuyo es increible! No sé como no te dedicas a hacer cortometrajes, porque tienes una imaginacion enorme. Me ha gustado mucho la historia. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, esto son solo unas cuantas fotos; lo de hacer películas, aunque sean cortas, es otro cantar...
      ¡Pero, muchas gracias por el piropo!
      Muchos besos.

      Eliminar
  2. qué cosa tan tierrrrna! me ha encantado
    besos
    Diana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Diana!
      Muchos besos también para ti.

      Eliminar
  3. ¿Quién sabe Esther?.....igual deciden escapar....Mr. muelle iría dando grandes saltos, Mandarina lo seguiría rodando, rodando.......y quizás, sólo quizás, llegarían al reino de los sueños donde triunfaría el amor. ¡¡¡Viva los finales felices!!!

    Un besote guapa
    ana♥
    613materika

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues llevas razón. ¿Por qué pensar en un final triste? Es mucho más bonita la historia como tú la cuentas. ¡Viva el amor!
      Un beso fuerte.

      Eliminar
  4. ñik ñik ñik...! Viva el amor naranja!!!

    Besos, Esther.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Viva!
      Muchos besos también para ti, Montse.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.